Que significa ser panameño?

Este resumen se tiene que sentir, porque esta es mi patria que recibió a mis padres después de que de la suya tuvieron que partir. Es la tierra  que me vio crecer, que me dio mi familia, que me ha hecho y me sigue haciendo feliz.

Ser panameño es una combinación de razas, colores y culturas de todas las naciones. Nosotros los panameños decimos que no hay nada de malo en la variedad o en los colores.  Ser panameño es ofrecer un hospedaje cómodo y sano.  El panameño recibe a cualquier extranjero siempre y cuando sea considerado y bien portado.

Ser panameño es luchar por independencia.  De dictadura a democracia, esa pelea no fue de gracia, fue dura y fue reacia. Ser panameño es pasar de invasión a soberanía; de colonia gringa a canal panameño propiamente manejado. Recuperar esto fue bien peleado.  Es un pueblo sabio, prueba de esto es la votación y aceptación de la obra para un canal ampliado. Así mismo este pueblo ha sabido votar para que los poderes de los partidos alternen, y no darle tiempo a ninguno de pretender colocar un letrero que diga Se Vende.

Nada de esto ha sido gratis. Ha sido de puro esfuerzo y convicción de muchos Panameños. Orgullo por esos próceres que nos invitan a pelear por lo nuestro y asegurar que no venga nadie a futuro y procure con nuestro país hacer un secuestro. Costó mucho esfuerzo recuperar y mantener lo nuestro.

Es una hermosa bandera en un cerro. Esa que dice juntos podemos. En ella encuentro inspiración, y que Panameño no siente emoción cada vez que ve esa bandera desde el suelo o el cielo. Es un sentimiento de lucha y es una fuente de motivación. Es tremenda bandera en el Cerro Ancón.  Es una pollera, con joyas de oro y tembleques, es un trapiche, una décima de baile típico para después tomarse un chicheme.

Ser Panameño es una trompada dura de Roberto Durán a la quijada de Leonard, es el mismo diciéndole que es más hombre y más campeón que él; es la mejor definición de un boxeador. Es ser pelotero y el mejor cerrador de las grandes ligas de todos los tiempos; es el mejor picheo de Mariano Rivera. Es una medalla de oro en los Juegos Olímpicos; es saltar por lo alto como Irving Saladino. Es un gol de Román Torres para clasificar al  mundial.  Es el sentimiento de patria hecha canción de Rubén Blades; Son las canciones de Omar Alfano y de las más escuchadas “despacito” de Erika Ender.  Es ir a un “pindín” con Osvaldo Ayala.  Es un “reguetón” del General o Nando Boom, y una canción de Rock de los Rabanes. Es el festival de cine de Pituka Ortega y  un  documental de Abner Benaim.  Es una pintura del maestro Guillermo Trujillo,  y un caballo de Eduardo Navarro. Es fuente de inspiración en Latinoamérica y sin intención quedaré dejando gente por fuera que merecen ser mencionados por montón.

Es el sueño de Don Alberto Motta de mantener a Copa Airlines porque “aunque no haga dinero, emplea a mucha gente que eso es importante y algún día llegaría a ser reconocida internacionalmente”.   Es el puente que separa el sur del norte de América. Es el Hub de las Américas, es el mejor precio en relojes, electrodomésticos, y carteras.

Como es que de esta pastilla salen tantos sabores? De tan chiquito país salen puros ticketes ganadores. Clase de influencia de estos artistas que con su gracia pusieron al nombre de Panamá por alto y grande cuando en el mapa es tan solo un punto de referencia.

Es una prueba de fuego que se le puso a este pueblo, digna de mencionar, de hablar y también de alabar. Los tiempos de sedición de pañuelos blancos fueron como armas tomar, y defender esa  libertad es de admirar.

Ser Panameño es apreciar particularmente las cosas que normalmente pasan por alto, que cuando las tienes te pasan de largo, pero cuándo te faltan pagarías cualquier precio por evitar ese sabor amargo.  Hasta capaz de decir que por mi país, antes de perderlo yo mato, pero tenemos la suerte que por Panamá, sentimiento de paz, corre tanto, que por sus venas convive un santo.  Dicen que es de La Villa de Los Santos. Donde gritaron por independencia hace ya varios años.

A temas folclóricos, te cuento que el panameño le gusta la caña y cuando toma se pone menos agresivo y más melancólico.  Mañana deja de tomar, pero antes toma el sábado y doble el domingo como despedida para volver a encontrarse contigo. No cuenta con cortesía vial, y si te le acercas, el acelera para que no puedas pasarle. Te pita, y te insulta si está dentro del carro, te saluda y te invita un trago, si estás en la calle caminando.  Respeta a todas las madres, y juega vivo cuando no lo están mirando, pero si le llegas al corazón, será fiel hasta la muerte y procurará estar pendiente como un doctor está de un paciente.  Defiende su bandera y ser patriota es toda una nota. El panameño es vivo, práctico y valiente. Es humilde y a la vez prepotente. Podría ser más servicial y decente. La clase política menos descarada, dejar de tanto robar, procurar servir, ayudar y ponerse a trabajar. De esto tenemos que estar conscientes. Yo digo las cosas de frente.

Al final los Panameños o la hacen o la embarran muy bien. Pregúntenle a Noriega si no me creen, este que andaba con narcos, le influyeron los norteamericanos, la CIA, y después quería refugio en la iglesia. Embarramos mantequilla en el pan, comemos tortilla con queso, comemos maíz enrollado en hoja, y sancocho es la sopa que tomas si tienes o no tienes goma. Buen provecho, y que por Panamá te vaya bien. Esta son unas líneas de mi tierra Istmeña y las características propias panameñas.

 

¡Mi primer encuentro en España!

Mi primer viaje a España originado por una invitación de motivos románticos, produce este canto, que habla de las experiencias y de sus encantos.

Revisar los antecedentes de mis apellidos catalanes, ha resultado en una de esas experiencias especiales. Me comentaron que de Barcelona salían expediciones a Cuba y de estas, salían intercambios culturales, y gustos musicales, intercambios que ahora mis orígenes me mandan mensajes subliminales.

Venir a España, es darse un lujo gastronómico. Es un viaje estrambótico, y si ves relación de precio-calidad, lo verás económico, por la alta calidad que ofrecen sus comidas y sus retratos. Es un regalo arquitectónico. Para ver el verdor de los árboles en sus calles, doy gracias por no ser ciego o daltónico. Escuchar y zapatear su música tomando, puede volverte melancólico. Me gustaría regresar algún día para un evento maratónico.

En el español veo, mujeres seguras y guapas, hombres con humor ingenioso, diversidad cultural, y calidad hospitalaria extraordinaria. Los españoles han nacido para cocinar, tomar y beber. Son bien organizados. Joder! Qué hay esperanzas de que podamos aprender. Hay varias cosas que marcan, dignas de mencionar para no olvidar y para dar a conocer. Las mencionaré antes de poder a España volver.

He probado la piel de España, y me ha llegado al corazón. Es que su piel está cubierta en jamón. Y este Ibérico me ha despertado una pasión y he recibido invitación para ofrecer devoción. Que preparación! Esto es otra cosa; Esto es arte; Esto tiene origen de denominación. Esto es único en su clase. Esto si que es un jamón. Comer jamón ibérico es comer de lo mejor, es para comer, la mejor invitación. Pata Negra, Jabugo, y 5J, son clases del ibérico Jamón; Este último es el campeón. Desayuno español? Olvídate del queso, esto es solo pan, aceite de oliva y jamón. Que combinación!

En Valencia me recomendaron un lugar desconocido, y es en Casa Calabuig donde hemos ido a probar uno de sus platillos; un lugar que generosamente le podríamos llamar sencillo, pero hace uno de los más exquisitos bocadillos. Luego me encontré con la famosa paella valenciana, con arroz negro y la regular, ambas de muerte lenta con buenas ganas, pero terminé con una fideguá, y para mí, esa es la que manda.

He salido a pescar en Barcelona, solo para ver que su mar mediterráneo complace los gustos más finos y complejos. Deleites de sardinitas con padrón, pulpo a la gallega, merluzas y almejas por montón. Centollo horneado, que del gusto me ha dejado bronceado. En el día con cerveza y en varias noches, un vino de rías baixas he pedido para mí mesa. Debo decir quien ha ganado. El Botafumeiro de Barcelona en comida y atención, para mí, el premio se han llevado. Pero ver el Barca ganar es la mejor canción cantar. Verlo desde cerca es todo lo contrario a una experiencia muerta. Esto es mejor que comerse diecisiete chuletas.

Gaudí con sus obras me ha dejado asombrado. La Sagrada Familia, La Pedrera, Salamandra y Casa Batlló, son cosas que una inspiración en mí, originó. Que avanzado, que apasionado, que entregado. Es un arte que logra aliento robarte. Sus piezas y sus muebles podrán invitarte. Sobre la Pedrera, estoy seguro que deja encantado a cualquiera; Fue mi escogida preferida, sin poder haber visto por dentro la casa Batlló , y antes de ver La Sagrada Familia. Que Interesante obra sagrada no terminada para dejar a futuras generaciones inspiradas. Que forma de darle continuidad a obras de arte ya desde hace mucho tiempo empezadas.

Luego de esto a retirarse el parque el retiro en Madrid. Que atrevida es Madrid

He cerrado en Madrid con un
tablao inspirado y motivado. Que baile para reflejar entrega y pasión. Esto es mucho más que un zapateo o canción. Aquí se juntan las ganas de bailar y las de llorar. Al día siguiente he tenido que reposar y no he dejado de admirar los jardines podados, y ambiente animado que el parque El Retiro me ha regalado. Sus lagos, sus esculturas y fuentes no dejé de admirar. No me queda otra que celebrar y prometerle a España que pronto tendré que regresar.

 

Querida San Blas

Voy para un atardecer en San Blas cargado en compañía, con mi esposa María, mi hija Maripaz que cumple otro año más, mis familiares Ivhanna y Néstor, Haydeé y Eddie, Irma y Alex, y unas parejas de amigos que se llaman Ana y Kanka, Pundy y Gusi, Conchita y Amury, Jezabel y Pepe, Begoña y Jaime, Dulce y Nelsón, Patricia y Jesús, y finalmente Rosa y Nunzio.

Imagino un atardecer especial, una vista espectacular. La puesta del sol me va hacer pensar, el ron que me tomaré me hará disfrutar, y el servicio del Discovery me hará gozar. Una palma más alta, me alzará la vista y en sentimiento me llegará al alma. La brisa del mar, el cielo dorado y el resplandor te pueden hacer hasta llorar.

Mi querido San Blas, en tu horizonte veo mi profundo norte, veo mi alma, mi persona, mi destino. Me veo en el espejo y siento que soy divino. Es que tú eres algo especial de mi país. Eres como para Francia es París. Eres una inspiración, eres la mejor canción. Me mueves y buscas en mí, la mejor actuación. Tus paisajes son la mejor atracción, llenan mi espíritu de ideas y de pura ilusión.

Me entrego totalmente en simplicidad y me encanta que esto es solo posible con una mezcla de mil islas y mi complejidad. La vida es simple y compleja y en esta isla es que yo encuentro que el secreto es el balance entre lo simple y lo complejo; lo honesto que es de lo más lindo. Lo leal y lo más fiel. Lo de corazón y lo que carga mi piel.

Tus nubes de noche, me piden olvidarme de cualquier reproche. Miro arriba a las estrellas, y se eliminan todas mis querellas. La tranquilidad del mar y el día entero en palabras hacen mi alma quebrantar.

Clase de motivación que has traído a colación, yo no me olvido de lo que tú tierra me ha dado como inspiración. Listo como guerrero, arrodillado como santero y dispuesto como un obrero, es que yo canto tu canción.

Mi querido San Blas, no te olvidas que yo soy un fiel residente en tu vecindad. No son solamente los Kunas que tienen derecho a tú belleza y tú natural hospitalidad. Démosle a los Kunas el gran mérito de haber esta belleza natural conservar. Yo estoy de acuerdo con estas islas dejarlas tal cual así como están. Es una belleza y probable me quiera quedar. Pero tengo otras cosas que quiero lograr, y espero que las logre alcanzar. Si tengo problemas, regreso y en tus montañas procuro consultar y mis problemas solventar.

San Blas, tú eres la única novia que me hace ser infiel, que me hace pensar en mi piel, que me recuerda que vale la pena ser fiel, no sólo por lo espectacular de mi esposa, sino también porque en mi familia me enseñaron a no traicionar a la que comparte contigo la miel.

¿Qué significa ser norteamericano?

La definición de norteamericano es complicada. Una cosa era antes y otra cosa es ahora. La mente del norteamericano cambia, depende del calendario, de la región, del momento y la hora. El pensamiento norteamericano puede ser polémico y puede ser complicado. Puede ser sencillo, o trillado, y de seguro el pensamiento norteamericano es muy variado. Así es que vamos a tener que hablar de los extremos y del medio para poder entender por completo al norteamericano.

Empezando con algunos méritos obvios y notorios, llamemos a los Norteamericanos, dueños de la mitad del mundo, ejército con poder rotundo, que salvaron a Europa y al mundo de locos como Hitler y del comunismo ruso que querían apoderarse del mundo. En esa época eran los buenos, los salvadores, el ejército con el poder y con los correctos valores profundos. Decir soy Norteamericano era sinónimo de decir, soy ciudadano del mejor país del mundo.

La familia norteamericana era sinónimo de ser trabajador y sano, todo el mundo quería el sueño americano. Franquicias y cadenas, los mejores supermercados y tiendas, tecnología campeona, tremendos vinos en ciertas zonas, climas y territorios envidiables, lugares y ciudades a visitar brutales. Los maestros del estudio, las más destacadas universidades, y hasta naves espaciales. El mejor entretenimiento del mundo, Hollywood, Broadway, Rock n Roll, Jazz, Las Vegas, y Disney World. Canales de televisión, lugares de alimentación. Lo mejor en deportes, tenis, golf, beisbol, boxeo y una propia versión del futbol.

Por aquí vamos con lo mejor. De las cosas que les han hecho ser superior. Su libertad, y democracia la hacen una gran nación, pero nadie es perfecto y toca procurar revisar los problemas que tienen, esperando elevar conciencia y que a sus problemas encuentren solución.

Hay de lo mejor y de lo peor. De santos no tienen ni olor. Ellos piensan que son los policías del mundo, quieren aplicar sus leyes a gusto y no seguirlas que no es justo.

De lo peor que yo he visto, el racismo ha sido como estar en un infierno, era un odio eterno en verano e invierno. A los negros de este país los trataron con mucho odio y violencia. Ha mejorado un montón y hay mucha conciencia, pero inclusive aún existe mucha indiferencia. El norteamericano no tuvo clemencia.
Es una cortada profunda que se le hizo a la decencia y aunque el racismo ha existido en todos lados, en Norteamérica creció mucho en potencia. Han mejorado y crecido tanto, que su Presidente actual ya no es blanco. Espero que elijan a una mujer para su aceptación y apertura como sociedad siga mejorando. Lo cierto es que mucha gente buena ha estado peleando para que esto pudiese ir cambiando. La aceptación y apertura en diferentes estilos de la gente es un referente y espero no haga reversa y siga avanzando. Aún queda tela que toca ir cortando.

Otras de las plagas, han sido las drogas. Parece que el norteamericano se ahoga con el consumismo de las llamadas recreacionales drogas. No hay nadie que gaste o consuma más para trabarse con sustancias tóxicas. Esto es ver al diablo mismo con cola. Es vandalismo, es trampa y violencia con pistolas. Este es otro problema, es una gran tragedia y es todo un tema, extrema facilidad de conseguir pistolas, consigues hasta en la escuela. Esto es como ver al diablo pero ahora con botas. Y algo pasa en la sociedad norteamericana que las familias se separan y la juventud un futuro peligroso les depara. Esto es como verle al diablo la cara. Tenemos que ver cómo sacamos en Norteamérica al diablo de la jugada. Ellos son nuestros vecinos y son los principales inquilinos. Si ellos están mal, nosotros también sufrimos. No somos del norte pero somos americanos, y si ellos están bien tendremos más chance de tener un futuro de peligro alejado.

Espero lograr en mi país, el sueño americano que puede parecerse pero no es el norteamericano, porque el sueño mío es latino que quiere pasear de vez en cuando en Estados Unidos.

¿Qué significa ser colombiano?

En esta no pretendo ser exacto, sino sacar tan solo un extracto. Yo no he vivido en Colombia pero me encanta y adoro la cumbia. Menciono la cumbia porque para mí esto es más Colombiano que Panameño, pero se habla de que esto nació en islas de origen caribeño de ambos lugares, Colombiano e Istmeño. Siendo yo Panameño reconozco la estrecha relación que hay entre nuestros pueblos, y yo con los Colombianos de aquí a la China me entretengo. Conozco gente excepcional de este país y merecen reconocimiento. Así es que interpretaré lo que para mí significa ser colombiano, y por lo menos seré franco, porque yo no miento.

Hablemos de su don de gente, de sus peculiaridades y sus cosas sobresalientes.

De manera general, podemos decir que las mujeres Colombianas son excepcionalmente hermosas, y estarán entre las mujeres más dulces que podrás conocer. Yo diría al que se esté poniendo viejo que no haya salido con una mujer Colombiana, mejor muérase y vuelva a nacer. Esto es un verdadero placer. La mujer Colombiana más dulce y hermosa no puede ser. Suerte que yo estoy muy bien casado, ya que de lo contrario al pisar territorio Colombiano, perdería la cabeza y no sabría qué hacer.

Digno de mencionar es su compromiso con el servicio. El colombiano antes de tratarte mal, se tira por un precipicio. Su respeto, y su decencia sirve mucho como ejemplo imitar y de referencia guiar.

Antes de seguir con tantas flores, si usted viaja a Colombia, cómprese una placa de metal, y póngansela en la espalda porque un cuchillo le puede meter uno que sea medio decente y el peor de los ladrones. Los colombianos son excelentes jugadores de póker. Y Colombia es la cuna de los más grandes “narcotraficantes, guerrilleros, contrabandistas y tumbadores. Pareciera que inventaron la cocaína, la guerrilla, la trampa, la política y los sin sabores. No puedes hablar de Colombia, sino hablas de lo bueno y de las historias de terrores. Es por esto, que el colombiano en general es desconfiado y se toma precauciones para que no le mientan y no le traicionen.

Habiendo dicho esto, hablemos de los días libres, que tienen. Tienen fama de ser la gente con más feriados y ellos piensan que se lo merecen, sin embargo, me advirtieron que sacaron la cuenta y a Panamá solo le ganan por un día, y sienten importante que me cuenten, que ellos también son trabajadores aún con todos esos días libres y puentes. Admito que lo que he visto es que esta gente es trabajadora, y comprometida aunque no sepas siempre lo que piensen. Son serviciales, educados, dignos de imitar y un placer de tratar.

Hablemos de sus expresiones…. Perdóneme pero discúlpeme. Bien pueda…..Sí señor…. Vea pues mijo, como me le va? Que hubo mi muñeca, Como está mi china? Como no jefecito, es por aquí. Le ofrezco un tintico? Qué mamera, o Qué mamadera e gallo,
Qué guayabo. Yo a esa no me la calo. Pilas mijo, si no se fija bien me le encaramo. Y que hay de qué los grandes amigos son “Parces” o “Llaves”. Tremendos nombres que le apodan a su gente clave.

Los colombianos no se mueren de hambre…. La mejor es la bandeja paisa, y lo mejor del mundo en chicharrón, me dicen que el secreto es cocinarlo con limón. De todo tipo de aromáticas, frutas, el pan de bono, buñuelos, y a tomar ajiaco por montón. El más original restaurante Andrés Carne de Res. Todo turista quiere ir cuando llega, al menos una vez. Y que me dicen del Arequipe?, mejor de eso no hablemos antes que busque las obleas y con la untada te salpique.

Los colombianos saben de rumba. Él aguardientico y después el refajo que es cerveza y soda, tremendo remedio contra el Guayabo. En Cali, dicen que hay las discotecas que son legales, las “viejotecas” que es donde los maduros bailan y procuran que alguien se les resbale y las “chicotecas” que son los prematuros rumberos que son ilegales. La rumba está presente en todo momento y del fútbol son grandes fanáticos ejemplares. Rumbean si ganan y rumbean si pierden, para celebrar victorias o ahogar las penas. El ron y el aguardientico presente, pero no se me olvide del whisky si la ocasión es especial o si usted pone el billete.

Terminando con lugares, sabiendo que me quedaré muy corto porque no conozco ni la mitad de todos los que son dignos de mencionarles, mencionaré a los que he llegado por que todos los lugares me han gustado. Arranco con Bogotá, ciudad de todas mí preferida, capital con clima ejemplar, buenos conciertos,
tremenda gastronomía y paladares. Sigo con Cali, reyes en salsa y el lugar predilecto de los narcotraficantes. Medellín, ciudad hermosa de premios Botero y de muchos lugares. Cartagena de indias, lugar de descanso, de playa y calamares. San Andrés, aún no me quedo, pero he estado un par de horas con ganas de quedarme.

Al Colombiano, si lo visitas te echa un relato y si lo esperas se toma contigo un trago. Adentro o afuera del país, hay colombiano para buen rato. Espero que al colombiano le guste mi mensaje y su significado.

 

¿Qué significa ser chamo?

No pretendo con mi explicación ser exacto al responder la pregunta de qué significa ser chamo? Como extranjero, espero aproximarlo pero lo que es cierto es que yo con los chamos conviví cuatro años, su territorio y sus paisajes seguiré añorando y mientras más conozco, más gente termino apreciando.

Qué significa ser chamo? Lo obvio es que cuando hablo de chamos no me refiero a los niños, sino a todos los venezolanos. Los “sifrinos”, los “normales”, los “maracuchos”, los “Magallanes” y también los “coño e madres”. Hay de todo tipo de venezolano pero hay ciertas cosas que los identifican y destacan, si prestan atención y revisan.

Lo que me dejó a mi perplejo, es que son más vivos que “tío conejo”. Qué encuentran broma en cualquier agujero, les encanta el relajo y el “chalequeo”, saben de trampa en la vida real y también en los juegos de tablero. Son chispas, te siguen la pista y si te quieren marear, te dan vueltas hasta que tú mismo pidas parar.

Hay de todo, pero ser chamo es sinónimo de nivel alto. No he visto peor malandro que él malandro venezolano. Con los comediantes mejor ve al baño antes de empezar a escucharlos ya que puedes mearte en los pantalones, aunque no te estés orinando. El nivel cultural y educativo es alto. Tienes chamos en artes, música, letras, concurso en salón de belleza y alta costura a todo lo alto. En política, talvez es mejor ni haberlos mencionado, lo que es cierto es que en todo el mundo han tenido que haberlos escuchado. Si no es por las noticias, es en presencia en diferentes países, porque los Chamos han emigrado para todos lados.

Ser chamo es ser extremadamente original….Es el único lugar que conozco donde se vende más Pepsi que Coca Cola, más Belmont que Marlboro y comprar gasolina es más bien un regalo en lugar de un robo. Es el único lugar que conozco donde le llaman caraota a los frijoles y cambur al banano. Son los reyes de la arepa. “La reina pepiada” “la peluda” “domino” “carne mechada” todas son buenas hasta peladas. Son los reyes de las recetas caseras y los inventores del primer viagra con “el vuelve a la vida” “el mata suegra” “rompe colchón” y “el sálvame hoy” Ni hablar de su variedad de quesos, en lugar de comer “cotufas” en el cine puedes pedir los originales y únicos “tequeños”. Donde hasta el Kraft nacional es mejor que el internacional.

La gente no lo sabe, pero tienen las mejores y precisas definiciones para describir como toman café. Es el único lugar donde saben exactamente como prefieres tomarlo…. Dame un “marrón” pero además específicas si es claro u oscuro, que es con más o menos leche, dame un “Guayoyo” que es aguado, y hasta guayoyito que es un copito, o dame un “negrito” que es más fuerte. Qué buena definición para el café tienen esta gente.

Ser chamo era comprar por qué lo quiero sin importar si esta caro o barato. Y si estaba barato, dame dos o tres para que me duren un buen rato. Lamentablemente ahora es hacer cola hasta que te parta un rayo. La verdad es que esta gente, esto no se merece, y como han durado tanto los Chavistas no me cabe en la mente.

Mis primeros años de casado viviendo en Venezuela, aprendí rapidito el significado de cuaima. La gente cree que eso es una culebra y no saben que son mujeres transformadas y emberracadas aprendiendo a vivir casadas. Y hay que una cuaima quede preñada. Yo por eso espere cinco años antes de pretender dejar a mi esposa embarazada. Lo que me da mucho pesar es que no llegue a conocer el parque nacional de Canaima, el perderse el Salto del Ángel, fue una mala vaina. Sin embargo, Margarita, y Los Roques son lugares de sueño y de comida con muchos sabores. No puedo soltar lo más grande de Caracas que es el Gran Avila. Tanto me gustaba, que me mudé frente x frente a esa gran montaña.

En los cumpleaños de niños, hay más whisky que pastel, yo tomaba en esas fiestas por tonel. Las fiestas son rebuenas, te sirven los tragos y te ponen mesa con mantel. El chamo toma por pilas caña y no se empaña. Cervecero por excelencia y “whiskisero” por preferencia. Reconocerás un chamo por cómo revuelve su trago que es con el dedo y si hay algún problema te pregunta… Cuál es tu peo?

De todas las nacionalidades entre la gente y culturas más parecidas están los venezolanos y panameños. Algo tiene que tener que ver porque ambos somos caribeños. Hay algo que tiene que haber si a los amigos les llaman “Panas”. Lamentablemente, cada vez también se parecen más a los cubanos, por la situación del país viven la horrible experiencia de tener que salir por obligación y no por opción. Sin embargo, ser chamo es sinónimo de personalidad entrona y el DNA del chamo se exporta y es exitosa. Los chamos son gente ganadora. Tal vez por esto, mi buena relación con los chamos… Es que yo soy panameño y también soy cubano. Mucha suerte compatriotas venezolanos. La mayoría son panas, y a los extranjeros, no se dejen engañar por los “sifrinos” y ni tampoco por los “malandros”.

¿Qué significa ser cubano?

Ser cubano significa muchas cosas. Tus pensamientos por ser cubano, normalmente lo acompaña un ron y muchas rosas. Ser cubano son muchas cosas sabrosas. Ser Cubano significa recordar el pasado con nostalgia, mantener alegría y espíritu positivo, es parte de su sabiduría sobre todas las cosas.

Ser cubano Significa bailar y cantar intensamente, significa reír muy fuerte, hablar muy alto y brutalmente, significa amar a lo espiritual más que a lo material. Significa improvisar, resolver y volverlo a intentar.

Ser cubano es ser humano. Ser cubano es ser tu hermano. Ser cubano es perdonar al pasado, ver con entusiasmo el presente y estar dispuesto arriesgar el futuro aunque tengas chances que no vayas a ganar. Es ayudar al que no tiene. Es sentir y vivir con el que compartes y tienes de frente. Es conversar y pasar tus valores, es por transfusión de sangre desprenderse de lo material y mostrar todos tus colores.

Ser cubano es estar dispuesto ayudar. Es estar dispuesto a lo malo denunciar, lo bueno defender y un apoyo ofrecer. Ser cubano es tremendo poder. Ser cubano es a pesar de todas las cosas, no enloquecer.

Ser Cubano es ser creído y convencido de los cuentos que te digo. El cubano inventa, y la pasa bien aunque el cuento no sea un hecho, y no llegues desde el dicho por haber mucho trecho. El Ego Cubano se hace sentir y su psicología no corre en vano, aunque sea verdad o algo inventado. Toca medirlo un poco, porque a veces puede caer un poco pesado.

Ser cubano es un plazo fijo de risa, y en ausencia de otras cosas, es saber gozar con tan solo la brisa. Yo con esto ya me estoy muriendo de la risa. Es una hipoteca en el corazón… Es un préstamo con música y sin intereses, es una fiesta de baile sin máscaras o disfraces. Es un libro con muchos capítulos, muchas historias y muchas fases.

Ser cubano es saber comer. Es un capuchino con menos leche. Es pescado en escabeche. Es una colada y una croqueta de jamón. Es una fritura de malanga, no perdón, no es una, son un montón. Es un tostón que los panameños llaman patacón. Es un rabo encendido, es arroz con frijoles, es un puerco asado para el soltero o para el casado. Una vez en la semana, un tocino del cielo y uno que otro ron con hielo.

Con un buen comer, y con un buen trago, el alma y sus cuentos te entregan. De una otra manera la paciencia te friega, pero al final su cariño siempre te entrega. Con todo este hablar de trago y comer, ya estoy pensando no sólo en almuerzo sino también en la cena.

Antes que me despida, te recomiendo con un cubano salir a comer. Ese sabe que puedes tomar y que debes comer, de que conversar y que temas deberás evitar. Ser cubano es como un manjar. Te saldrá caro pero te va a gustar haberlo tratado y saldrás contento aunque hayas caro pagado.

¿Y si el Canal hubiese sido francés?

Y si el Canal hubiese sido francés? Será que desayunaríamos menos huevo frito y más croissant o pan danés? Menos salado y más azucarado? Será que en lugar de inglés, muchos de nosotros hablaríamos francés? Será que tendríamos esa herencia tipo Nueva Orleans que la gente criolla habla patuá y nosotros hubiésemos teñido actitud de yo no sé cua?

Qué lío hubiese sido el no comer hotdog y ketchup para reemplazarlo por champanes y pate. Probablemente el béisbol no sería tan popular y Rod Carew no pudiese haber dicho ¨yo para los angelinos batié”. Será que el único deporte sería el fútbol?
Será que habrían más cabarets? Será que estaríamos más perfumados con menos baños y talcos? Será que hoy tendríamos como moneda el euro en lugar del dólar? Esto suena raro y me pone a dudar. Suena mejor escuchar que hoy el canal es Panameño y que la ampliación fue aprobada por nosotros que somos Panameños. Y que vemos con buenos ojos el futuro de nuestro país que hemos soñado ya hubiese arrancado francés o norteamericano.

Esa cercanía con Estados Unidos creo que nos logró ayudar. Esa independencia con los franceses creo que nos hubiese tocado mucho más empujar. Creo que más parecido tenemos con los norteamericanos y creo que el fracaso de los franceses nos ayudó a lograr independencia ahorrando varios meses.

De cualquier manera el Jazz llego y se quedó, junto con las papas fritas y hamburguesas de McDonald. La influencia gringa queda marcada en Panamá, cuando se le llama a ganarse un trabajo en el jardín, ganarse un “camarón” del original mensaje en inglés “come around”. Cuando se le dice “guachiman” al seguridad que cuida un edificio o un local, cuando se le dice “cuara” a la moneda del cuarto del dólar que viene de “quarter”, y cuando hablamos del área de Arraiján que viene de “take a right hand”.

Somos nación joven marcada por influencias, pero lo más importante es que predomina la independencia y esta gran obra de ampliación, indica que vamos en una correcta dirección. Hay que luchar por la democracia y por la decencia. Es un orgullo hoy hablar del canal, de sus éxitos y de lo bueno que esto es para la patria. Quiero al canal, quiero a mi bandera, y sé que mi Panamá está llena de gente grande y bella.

Felicitaciones Panamá en tu ampliación del Canal y en el día de hoy por tu ceremonia inaugural.

Mi Cuba Divina

Oh Cuba tan divina…. La oportunidad de abrazarte llego de manera repentina… Me embarco en el viaje con bombos, platillos y serpentinas.

Oh Cuba tan querida, veo a tu gente con desbordante espíritu, pero con alma partida ; Con envidiable humor y optimismo pero con tantos problemas que todos ya están dispuestos a tomar salida.

Lleno de nostalgia, me acuerdo de mi familia… Por sus fuertes sacrificios, lo grande de su valentía y rebeldía. Mis padres me dijeron estar contentos de que Cuba fuese parte de mi travesía, pero que ellos nunca regresarían.

Al principio nos tocó pasar revista. Nos echaron el cuento del triunfo de la revolución y la huida de Batista. Evitemos tomar cuentos…. Mejor a tomarnos un Daiquiri en el Floridita y que bueno no encontrarnos con ningún Chavista. Pasamos por casa de Hemingway el pescador, este sí que era un gran tomador y tremendo escritor.

Pero que música más espectacular… La arquitectura de los años cincuenta, lo avanzado que estaba… digno de admirar. No hay carros nuevos, y de los viejos no hay registro vehicular, pero en compañía fue un placer comer en uno que otro paladar.

Y que playas y paisajes, estas que me invitan a volver y hacer más de un viaje. Y sigo con todo este Ron y Tabaco, parece que por nada rebajo. Volveremos a la marina a ver si probamos del agua salina, y a Varadero pero sin aguacero.

Después de un par de días de festejar, fuimos a pescar… que suerte tengo de gozar de libertad y de tremenda amistad. Que buena nota es no estar detrás de una reja y gozar en pareja. Que nota la relajada y soltar una que otra carcajada. Qué bueno reír y compartir…Espero se vuelva a repetir.