El Espejo

Mi espejo me da reflejo. El reflejo lo veras si estás joven o si estas viejo.  El reflejo no es lo complejo. Lo complejo es lo que ven tus ojos adentro del reflejo. Lo que dicen tus ojos por dentro. Nunca podrás mentirle a tu reflejo. La verdad es más simple que la mentira aunque a veces parezca más enredo.

En el espejo encuentras la verdad. Ni siquiera tienes que traer contigo honestidad. Ella en el espejo siempre está. Por más que quieras, ella nunca del espejo se va. Verte tú mismo a los ojos es el truco de la verdad. 

Mi espejo me dice que siempre algo hay que buscar. Que algo toca lograr. Qué hay que buscar algo en lo que tú mismo te quieras felicitar.  Si no te das cariño, tampoco lo podrás entregar. Lo qué haces con cariño es lo que te puede inspirar. Maltrato es tiempo malgastar. La rabia debe ser pasajera pero sirve para reflexionar.  Reflexión toca encarar y la clave es decidirte a ver cómo tus metas vas a lograr. Si haces esto, tu espejo con buenos ojos te va a mirar, e inclusive aunque no lo logres al intentar. Toca pararse frente del plato y procurar batear aunque tengas el riesgo de “strikear”. Si no lo haces, nunca tu espejo te lo perdonará. Ese no es tolerante hacia el no intentar. Esto hace la diferencia para ganar. Es importante esto en tu mente grabar. Tus miedos en el espejo siempre se podrán reflejar. A veces no son tan difíciles de identificar. A veces toca ver el espejo y después pensar. Es mejor encarar que tratar de descartar. 

Espejo, espejo dime cómo te dejó perplejo. Trabajar en lo que está por fuera sirve de algo, pero si piensas que es todo, eres medio pendejo.  Lo que llevas adentro es tu talento y es lo que puede contra la marea y el viento. 

Encuentra tu fortaleza y recoge aliento. La felicidad y entrega interna es el secreto de la victoria eterna aunque en ocasiones pierdas, siempre ganas cuando lo intentas.

Espejo, ayúdame con mi manejo. Siempre puedo contar en que me darás mi reflejo y no el de alguien ajeno. Siempre dices la verdad aunque pongas a la gente de mal genio.  Tu mente es responsable de lo que ves en el espejo. Cuando veas algo malo, pregúntate si te lo tienes que tomar tan en serio, y si es así procura trabajar en el remedio. Acuérdate que tienes tu vida de por medio. La meta es verte en el espejo y decirte, lo que veo está regio. Me gusta lo que veo cuando me miro al espejo, pero aún me quedan cosas por mejorar cuando lo veo. 

Hay cosas que interesan cambiar que si las circunstancias lo permiten ese cambio hay que buscar en el reflejo del espejo.  Si no puedes cambiarlas, usa lo que llaman los Cubanos, unos buenos “espejuelos”.  Esos lo usaban mis padres y mis abuelos. Hay cosas y circunstancias en la vida que toca aprender a vivir con ellas en el espejo y no puedes dejar que en tu alma hagan un agujero. A cualquiera le cae un “aguacero”, si no te gusta el agua, cómprate unas toallas, unas botas  y aprende a decir, aunque no seas perfecto, yo siempre voy a quererte querido espejo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *