Felipe Motta

Felipe Motta se escribe con F de felicidad y M de Mocha.  Donde el buen servicio se nota, y los vinos dan para escribir notas.  Yo pienso que una sección de cafés también toca. Sería una sugerencia en esta nota.

 

Comprar vinos en Felipe Motta siempre me provoca.  A mi esta labor en la casa me toca y yo por eso es que guardo una cava para cuidar de las mejores compras.  Es por esto que yo me he inscrito desde hace varios años en el wine club de Felipe Motta.  Dos vinos son los que cada 2 meses me tocan; Y tengo el privilegio de recibir del enólogo o el dueño una nota. Hay que complementar este club con otras compras. El club es para probar diferentes cosas.

 

Quien quisiera algo mejor, se equivoca. Aquí el buen gusto se nota. No solo por vinos, sino también por abre bocas. 

 

También por otros licores, y por otras cosas especiales como cervezas artesanales.  Otra sugerencia es que se abra más el compás y degustemos más de estas nuevas cervezas, que probando es que uno se da cuenta de lo bueno que son las cosas. 

 

La experiencia gastronómica hace del vino una experiencia exótica. La experiencia del vino hace que uno pueda elegir las mejores cosas. Juntemos estas dos que siempre cuando están juntas se notan. Arranca con un aperitivo y cierra con un licor o digestivo. Esto decía mi suegro, que le decían el Gran Chivo.  

 

Mi lista ha ido evolucionando empezando en Argentina desde Altos de las Hormigas, al reserva, y luego otras casas. Achaval Ferrer, me lo puedes creer, es fenomenal.  Pero si tengo que recomendarte algo me voy con un Susana Balbo. El Salentein precio calidad es genial. Luigi Bosca va bien en mi boca, y la mayoría de las veces Malbec es que me provoca.  

 

Pero los chilenos no se quedan atrás, porque de la casa de Concha y Toro, tenemos a Terrunyo, Y Casa Concha. Clase de vinos qué hay que elegir buenos días cuando se toman.  Con Don Melchor, no se habla, si no se toma.

 

Los Españoles que nacieron para comer y cocinar no los podemos dejar atrás. Gran Fausto se menciona por su gran relación de precio que denota generosidad.  Desde Lan para luego subir a otros como An2 y a mejor categoría  An,  un nivel distinto de satisfacción te dan.  Y en Albariños por excelencia con Martín Codax, y también Santiago Ruiz, a mí siempre me ponen feliz. 

 

De italianos, te recomiendo algunos chiantis, y todos los brunellos, hay varios que tomarse solo una copa es como un duelo. No sé si es su técnica o es el suelo. Pero a mí que no me quiten el vino porque muero.

 

Felipe Motta, se escribe con F de felicidad y con M de Mocha.  Avísame cuando quieras ir, que posiblemente te acompaño porque a mí siempre me provoca.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *