La Casa del Marisco

Intento hacer un recuento de todos los restaurantes que experimento. Hay algunos que repito más, por el placer que produce su encuentro.

Tendría que empezar por La Casa del Marisco. Este sí que se lleva el premio. Entre los mejores restaurantes de mariscos en Panamá de todos los tiempos. Esto no es un cuento. Yo con los restaurantes no miento.

Desde que estaba en la avenida Balboa y ahora que se han mudado al área bancaria, la experiencia no ha dejado de ser extraordinaria. Su atención goza de alta calidad hospitalaria, y sus instalaciones dejan tan buena experiencia como la culinaria. Muy buen ambiente con salones privados, y el gran salón afuera, atrás no se ha quedado.

Del menú, te recomiendo con que empezar, que tomar y con que terminar.

Hablemos primero de sus almejas al vino, estas combinadas con su pan son un delirio. Después de probadas, no volverlas a comer es un martirio. No mezcles con mantequilla el pan, no gastes pólvora en gallinazo, ni gallina. Aguarda que lleguen tus almejas y si son muchas personas tendrás que pedir más de un platillo. Se van acabar más rápido de lo que clava un martillo. Siempre pide estas con un Martin Codax Albariño, pero pide la botella porque si pides por copa le restaras al lugar cariño. Marcan el precio de la copa, como para que pidas la botella como incentivo. Ya yo lo he aprendido. Para mí nunca ha sido un problema, excepto cuando se está acabando y no da para pedir la segunda botella. Talvez para algo sirva esta querella.

Combina tus almejas, con unas increíbles croquetas. De jamón serrano, y de queso manchego. Ir a este lugar para no pedir algo tan bueno? La verdad no hay derecho. Del dicho al hecho, hay mucho trecho, y de que estás croquetas son buenas, es un hecho. Siempre pido las mismas entradas, y aunque tengan más selecciones, me quedo con mis originales decisiones. Por ahora, no sabría darte más recomendaciones.

Diría que en mariscos o pescados te concentraras. Después de esas entradas, necesitas cerrar con algo menos pesado que filete o entraña. Y por el nombre creo que podrías adivinar, que ellos son especialistas en frutos del mar, puedes tomar mi palabra, aquí no te va a ir mal.

Estando de acuerdo en iniciar con platos fuertes, te diría que los calamares en su tinta, tienen de los mejores sabores y la mejor pinta. Comerlos con arroz es como comerse un plato de Dios. Sino quieres cosas con tinta, puedes probar unos langostinos a la sal que de lo grande, parecen estar en cinta. La cáscara provoca tragarla, también con arroz creo que debes acompañarla. Si quieres algo con mantequilla por haberlo obviado en el pan, pide langosta que ellas mucho gusto te darán, pero creo que mejor es el centollo. El único tema es que me parece que no siempre se obtiene, y en presupuesto puede ser lo más caro que tienen. Ese, del asunto es el meollo. Aquí la verdad en mariscos hay de todo, así es que no hay mayor rollo. Hay para varios antojos. No he probado más mariscos, así es que ahora podré saltar a los pescados que más de uno he probado.

En pescados, la corvina con almendras y ajos, es más rica que el carajo. Con arroz o patatas también las acompaño. Puedes pedir lo mismo en mero, por cualquiera de los 2 platos, yo me esmero. Después de varios intentos con estos platos, cambiaría a la guabina a la bilbaína. Esto de la bilbaina también lo preparan en mero o corvina. Aquí hay sabor concentrado y el que lo pide con patatas, goza de sabiduría. Agregarle arroz tampoco mal vendría. A este plato, no se le puede hacer mejoría. Si pides este plato de lo mejor te iría. No sé si la paella es la mejor referencia. No es querella, pero con tantos platos buenos no he podido enfocarme en ella. Aquí mi hambre se convierte gallega.

Después de semejante manjar, los postres tendrás que probar. El cuadro leches es un verdadero sueño para que no deseches. Ese cuatro leches con arequipe, digo que con este no hay quien compite. Pero también hay crema catalana, y con este postre no se pierde sino que siempre ganas.

La cuenta no sale barata, pero a pesar de esto, volver siempre dan ganas. Casa del Marisco, hazme el favor, no te vayas.

 

6 comentarios
  1. Mario Quiel
    Mario Quiel Dice:

    En materia culinaria surgen referencias todos los días, si de verdad vienes a la Casa del Marisco no te olvidaras de una excelente cartilla de comidas y postres de por vida

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *