La Vida y La Muerte

La vida no tiene final y la muerte es solo un comienzo, para andar en otro lado o soplar otros vientos.  La vida y la muerte…ninguna de ellas tiene final pero si tienen comienzo. Que nunca se acabe tu hambre voraz, ni tu sed bestial. La gracia de tu vida hecha un proyecto, es andar como si fuera tu último intento.

Como quieres terminar es precisamente como quieres andar. Que no te dé pesar…. La verdadera gracia es el camino que decides trazar y como aprendes a tu destino disfrutar. Haz duelo con tus tristezas y arrepentimientos…. Que estos te hacen más fuertes y preparados para los próximos retos. Se dueño de tus propios vientos, la vida es tuya, ya sabes que yo no te miento.

Tu vida en el mundo no es el último round, sino el primero de “setepecientos”.  Con ánimo andar, en vez de triste estar, siempre buscando cómo mejorar y a quién puedes ayudar.  Hay que buscar aprovechar y en tu vida sembrar lo que quieres cosechar. Haz lo que quieras y tú prefieras. Piénsalo bien y dale como una fiera. Pase lo que pase, no hagas que un arrepentimiento en tu alma te hiera. Esto es parte del intento. Lo que suma y que resta es parte de tu vida y cuando te cuesta, a veces ayuda tomarte una siesta.

El pasado es tu guía con sus buenos y malos no hay forma de verlo diferente, no hay otra cosa, el presente es ahora para tomarlo de frente y el futuro es una promesa de lo que quieres que le puedes hacer a tu mente.

Si tu pasado es malo aprende de él y alegra que ya se ha pasado. Si es bueno, busca como repetirlo de nuevo, y si es incierto puedes cambiarlo porque aún está abierto. Si puedes pensar y sentir, aún no te has muerto. Si puedes ver…. lo peor que serás es un tuerto, pero un ojo ve lo mismo que otro en el progreso o en el desierto.

Busca tu victoria, tu espíritu implora, si tu ser no explora. Mientras más experiencias, más de felicidad tu mente explota. No sueltes la pelota y cumple tu cuota. El tiempo no para y perderlo por gusto es cuenta cara. Recuerda que siempre decisión y acción siempre repara. En las buenas y en las malas hay que siempre darle la cara con la vida presente o con la muerte si la tienes mirando de frente parada.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *