Los Años Locos

Restaurantes como Los Años Locos son pocos. Estemos claros que aquí vas a comer una gran variedad de manjares, y aunque no tenga nada de malo comerse un plato de arroz con porotos, yo recomendaría que seleccionaras del menú de sus múltiples opciones otros.

Al Sr. Ruben Van del Werf, no lo conozco, por ende, los elogios, no son ni pagados o acordados. Creo que hay similitudes en filosofías y gustos propios.  Leí la introducción de su invitación al restaurante y su carta de vinos, realizando que compartimos una pasión que hace un llamado a seguir su invitación.

En variedad, creo que tienen de todo. Si vas con una familia grande, es casi imposible que no encuentres lo que buscas uno o lo que busca el otro. Carnes, pastas, pescados, vinos, postres y tragos. Restaurante, bar y salones privados. Te ofrecen ver deportes, que brindan grandes emociones. Yo no sé de lugar que tenga más opciones. Este lugar sin dudas pasa entre mis mejores restaurantes revisados.  Pero además de opciones, está la calidad de sus sabores. Yo les hablaré de las degustaciones que han sido mis selecciones.

Empezamos por las entradas qué hay un montón que en mi lista yo tengo. Las empanadas que se le ponen chimichurri y picante son de carne, estas no solo te abren apetito, sino que te dan más hambre.  De aquí puedes pasar a unos calamares rellenos de manchego. Cuando los pruebes le vas a desarrollar un gran apego. Al que le guste la morcilla, que la pida, aunque no sea para todos una selección preferida. Lo que si puedo decir es que juntarla con el condimento que lleva tomates y aceite de oliva, es algo que no se te olvida.  Es todo un dilema decidir cuál de esos condimentos son de las selecciones preferidas.

Es obvio que en un restaurante argentino pedir carnes es bueno, porque cortes tienen bastantes.  Entrañas, vacío, New York, de todos los cortes finos, en fin, espero que cuando que me entiendan el mensaje cuando de variedad de carnes les digo. Lo que sí puede ser sorpresa es qué hay tremendas opciones en productos de mares. Quién hubiese pensado, que estas están muy apartadas de ser despreciables. Puedes pedir salmón gratinado, que vas a quedar encantado. Puedes optar por uno planchado, si lo que quieres es por irte con algo para digerir más simple que complicado. El atún con salsa oriental, es una opción digna para disfrutar.  No nos olvidemos, que siempre te invitan a pasar por su variado salad bar.

Complementando su selección de vinos puedo decir qué hay pocos que reflejan la pasión que compartimos. El seleccionar buenos vinos, es como comprar para navidad, el mejor de los pinos.  En pocos lugares encuentras pago de los capellanos, así como también es raro encontrar Susana Balbó, reconocen el valor de un menos comercial Cuvee Alexandre  Lapostolle. En vinos, que tremenda selección.

A la hora de los postres, yo solo puedo hablar del mejor pie de chocolate que puedas comprarte. Es tan bueno, que nunca he podido probar otros postres de los que ellos te ofrecen a darte. Sin dudas un deleite vas a darte. El problema es que pidas uno y sean muchos con los que compartes.   El pie de limón es el de mi esposa su selección. Cada uno con sus preferencias, yo solo agradezco que se pueda cumplir toda esa tentación.

Aprovecho a comentarles qué hay dos sucursales. Una nueva en Costa del Este y el otro que tiene años, dicen ellos que en San Francisco pero yo digo que se entra por la calle cincuenta. Al que vayas dependerá de dónde te encuentras.

En fin, el tiempo que pases aquí vas alegrarte. Con sus platos y sabores vas alocarte. De seguro, vas a querer más tiempo quedarte. Asegúrate que cuando termines de comer, puedas pararte.  Se nota que en los Años Locos, tienen toda la intención de enamorarte.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *