¡Mi primer encuentro en España!

Mi primer viaje a España originado por una invitación de motivos románticos, produce este canto, que habla de las experiencias y de sus encantos.

Revisar los antecedentes de mis apellidos catalanes, ha resultado en una de esas experiencias especiales. Me comentaron que de Barcelona salían expediciones a Cuba y de estas, salían intercambios culturales, y gustos musicales, intercambios que ahora mis orígenes me mandan mensajes subliminales.

Venir a España, es darse un lujo gastronómico. Es un viaje estrambótico, y si ves relación de precio-calidad, lo verás económico, por la alta calidad que ofrecen sus comidas y sus retratos. Es un regalo arquitectónico. Para ver el verdor de los árboles en sus calles, doy gracias por no ser ciego o daltónico. Escuchar y zapatear su música tomando, puede volverte melancólico. Me gustaría regresar algún día para un evento maratónico.

En el español veo, mujeres seguras y guapas, hombres con humor ingenioso, diversidad cultural, y calidad hospitalaria extraordinaria. Los españoles han nacido para cocinar, tomar y beber. Son bien organizados. Joder! Qué hay esperanzas de que podamos aprender. Hay varias cosas que marcan, dignas de mencionar para no olvidar y para dar a conocer. Las mencionaré antes de poder a España volver.

He probado la piel de España, y me ha llegado al corazón. Es que su piel está cubierta en jamón. Y este Ibérico me ha despertado una pasión y he recibido invitación para ofrecer devoción. Que preparación! Esto es otra cosa; Esto es arte; Esto tiene origen de denominación. Esto es único en su clase. Esto si que es un jamón. Comer jamón ibérico es comer de lo mejor, es para comer, la mejor invitación. Pata Negra, Jabugo, y 5J, son clases del ibérico Jamón; Este último es el campeón. Desayuno español? Olvídate del queso, esto es solo pan, aceite de oliva y jamón. Que combinación!

En Valencia me recomendaron un lugar desconocido, y es en Casa Calabuig donde hemos ido a probar uno de sus platillos; un lugar que generosamente le podríamos llamar sencillo, pero hace uno de los más exquisitos bocadillos. Luego me encontré con la famosa paella valenciana, con arroz negro y la regular, ambas de muerte lenta con buenas ganas, pero terminé con una fideguá, y para mí, esa es la que manda.

He salido a pescar en Barcelona, solo para ver que su mar mediterráneo complace los gustos más finos y complejos. Deleites de sardinitas con padrón, pulpo a la gallega, merluzas y almejas por montón. Centollo horneado, que del gusto me ha dejado bronceado. En el día con cerveza y en varias noches, un vino de rías baixas he pedido para mí mesa. Debo decir quien ha ganado. El Botafumeiro de Barcelona en comida y atención, para mí, el premio se han llevado. Pero ver el Barca ganar es la mejor canción cantar. Verlo desde cerca es todo lo contrario a una experiencia muerta. Esto es mejor que comerse diecisiete chuletas.

Gaudí con sus obras me ha dejado asombrado. La Sagrada Familia, La Pedrera, Salamandra y Casa Batlló, son cosas que una inspiración en mí, originó. Que avanzado, que apasionado, que entregado. Es un arte que logra aliento robarte. Sus piezas y sus muebles podrán invitarte. Sobre la Pedrera, estoy seguro que deja encantado a cualquiera; Fue mi escogida preferida, sin poder haber visto por dentro la casa Batlló , y antes de ver La Sagrada Familia. Que Interesante obra sagrada no terminada para dejar a futuras generaciones inspiradas. Que forma de darle continuidad a obras de arte ya desde hace mucho tiempo empezadas.

Luego de esto a retirarse el parque el retiro en Madrid. Que atrevida es Madrid

He cerrado en Madrid con un
tablao inspirado y motivado. Que baile para reflejar entrega y pasión. Esto es mucho más que un zapateo o canción. Aquí se juntan las ganas de bailar y las de llorar. Al día siguiente he tenido que reposar y no he dejado de admirar los jardines podados, y ambiente animado que el parque El Retiro me ha regalado. Sus lagos, sus esculturas y fuentes no dejé de admirar. No me queda otra que celebrar y prometerle a España que pronto tendré que regresar.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *