Ponerse Viejo

Ponerse viejo no es relajo, pero más vale que en el camino procures pasarla más bien que el carajo. La vida es una, y hay que tomársela bien con sus momentos altos y bajos. Mejor no tomar atajos, esta es una carrera donde vale la pena pasarla bien y a veces pasar trabajo. No es lo mismo un relajo después de un arduo trabajo. No es lo mismo recibir recompensa cuando has puesto toda tu fuerza.

Pero aparte de tomar ese camino largo, tocará enfrentar el trago amargo, del inevitable cambio que enfrentarás através de los años donde pierdes pelo, o te salen canas, pero experiencia ganas. Donde la resaca te toma varios días en sacar. Donde los adolescentes te empiezan de señor tratar. Donde tienes que visitar un par de veces al año a el doctor. Y para los hombres una de esas citas es la peor.

Cuando vas para viejo, corres riesgo que mueble fino en algún momento te hayan llamado. De ser así, el problema no es por ser fino, sino por que bien acabado te habrán notado. Menos mal que los viejos no tienen que parir, no hay manera que la edad puedas revertir.

No hay nada peor que quedarse en una época que no te responde. Los viejos verdes pelean contra una época que no les corresponde. Para los gustos, los sabores, pero quedarse con una moda vieja, no tiene nombre.

El viejo es antónimo de inocencia, y aunque salgan dolencias, siempre toca respetar a los viejos por su experiencia. Lo mejor es aprender y evitar dolencias. Pero las buenas y malas, te servirán de referencia. No todo es competencia, te lo digo como advertencia. Sobre todas las cosas mantén siempre presencia de la humildad y la decencia. Ganar una batalla con trampa es ganar sin alma. Aprende a vivir con tus regalos y defectos, que tener de ambas cosas te traen balances perfectos. Como dice el dicho…Más sabe el diablo por viejo que por diablo. Los viejos siempre saben mejor como curar un catarro.

El camino a ponerse viejo puede ser divertido. Empiezas a entender mejor la expresión que dice, estoy molido. Yo siempre le sumo unos años a mi edad para encontrar un cumplido, pero a veces no encuentro sorprendidos cuando mi edad les digo, y es ahí donde pienso, la verdad es que estoy jodido.

Ponerse viejo es medio jodido, pero el que pude ver la parte buena está bendecido.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *