¡Quiero a mis amigos!

Quiero a mis amigos, porque son mis amigos, no porque sean pobres o porque sean ricos. Mis amigos son mis amigos porque los escojo por buenas razones y no por intereses o por caprichos.

Aunque no tengamos todo en común, juntos hemos andado y aunque hemos perdido oportunidades de haber compartido, si somos amigos bastante hemos convivido, así como tal vez en algunos casos hemos sufrido. A los buenos amigos nadie le quita lo bailado ni lo vivido. Nadie le puede quitar los buenos momentos, ni echar hacia atrás los recuerdos. Los amigos son los amigos.

Aunque no nos veamos todo el tiempo, quiero a mis amigos porque son mi amigos. La confianza que tenemos es como un abrigo. Es un sentimiento poderoso, y espero no perder a mis amigos, porque los amigos son bendición, eso yo te lo digo.

Hay viejos y nuevos amigos. Los viejos tienen historia y son como buenos libros. Los recuerdas con placer y con mucho cariño. Especialmente a los que de este mundo se nos han ido y a los que en vida parece que hemos perdido. Los nuevos amigos se inician y empiezan una historia que quizás nunca termine. Nunca es tarde para llamar a un viejo amigo, siempre es bueno hacer uno nuevo y tratar de hacer muchos más amigos.

Porque la amistad es un sello que no se borra, ni se olvida, a pesar de que a veces se complica y pierde relevancia por mala honda o por una línea mal dicha. El recuerdo de la amistad es de las cosas más apreciadas en la vida. La promesa de amistad es un compromiso que brinda paz y armonía.

Mi promesa es estar presente cuando un buen amigo necesite una mano o ayuda con algún camino. Estoy para ayudar a mis amigos. Es una promesa profunda que está conmigo. Si eres amigo, cuenta conmigo. Para lo bueno, lo malo, lo feo y lo lindo.

Lo que quieran mis amigos, porque mis amigos son mis amigos y aunque exista distancia, siempre está la confianza. Aunque pasen muchos días, siempre existirá simpatía. Y aunque pasen muchos años, siempre será bienvenido un fuerte abrazo.

Es importante mantener una balanza y no perder contacto, mantener esperanza y procurar verse al menos de vez en cuando.

Quiero a mis amigos porque son mis amigos. Avísame si necesitas algo o si quieres estar conmigo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *